Alimentos con magnesio silicio y zinc

Alimentos con magnesio silicio y zinc

El zinc es malo para los riñones

¿Cómo cubrir la necesidad? Sólo se necesitan de uno a dos miligramos al día. Como sólo se asimila una pequeña cantidad de hierro en la dieta, se recomienda una dosis diaria de 10-15 miligramos para los adultos. El hierro se asimila mejor a partir de los alimentos de origen animal, como la carne roja o el marisco, que de los alimentos de origen vegetal, como los cereales integrales, las legumbres o los frutos secos. Por lo tanto, los vegetarianos y los veganos corren un mayor riesgo de sufrir una carencia de hierro.  Los vegetarianos y veganos que siguen una dieta equilibrada no tienen nada que temer.

Carencia de zinc: síntomas

Suplemento dietético de los minerales orgánicos magnesio y potasio, con zinc y vitamina C. Sin azúcar y bajo en calorías. El magnesio y el potasio contribuyen al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso. El magnesio contribuye al equilibrio electrolítico, a la reducción del cansancio y la fatiga y al metabolismo energético normal, mientras que el potasio contribuye al mantenimiento de la presión arterial normal. El zinc y la vitamina c contribuyen a la protección de las células contra el estrés oxidativo y al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

  Servicio de alimentos y bebidas

Sacarosa; acidulante; ácido cítrico; citrato de potasio; citrato de magnesio; zumo de naranja liofilizado; aroma; edulcorante; glicósidos de esteviol; antiaglomerante; dióxido de silicio.

Edulcorante; eritritol; acidulante; ácido cítrico; citrato de potasio; citrato de magnesio; zumo de naranja liofilizado; aroma; edulcorante; glucósidos de esteviol; antiaglomerante; dióxido de silicio.

Frutas con magnesio

Los alimentos ricos en zinc, como la levadura, las legumbres y el cacao, son útiles para el buen funcionamiento de las hormonas y la insulina, las hormonas sexuales y la hormona del crecimiento, pero también para la visión, el olfato y la memoria. Conozcamos más sobre ellos.

También se encuentran altos porcentajes en la levadura, la leche, las setas, el cacao, los frutos secos y la yema de huevo. Una dieta equilibrada que introduzca estos alimentos, ya sea omnívora, vegetariana o vegana, garantiza un buen aporte de zinc, evitando peligrosas carencias.

SetasA menudo subestimadas, los prataioli y las setas porcini secas se encuentran entre las mejores fuentes de zinc y selenio. 100 gramos de setas secas contienen casi 7 miligramos. Así que no se limite a tomar de vez en cuando un risotto con setas, sino que dé rienda suelta a su imaginación: pizzas, pastas, platos principales y guarniciones enriquecidas con setas, sin olvidar las setas rellenas.

  Guia nutricional para pacientes oncologicos

Los hombres necesitan unos 10 miligramos de zinc al día, mientras que las mujeres necesitan unos 8, 12 si son jóvenes adolescentes. En las mujeres embarazadas la cantidad se eleva a 15 y a 19 durante la lactancia.

Para qué sirve el zinc

El hierro, el cobre, el zinc, el flúor, el yodo, el selenio, el cromo, el cobalto, el manganeso, el silicio, el níquel y el vanadio se denominan “oligoelementos” porque sólo están presentes en el organismo en cantidades mínimas, pero son indispensables para el correcto desarrollo de innumerables funciones y reacciones bioquímicas básicas.

Todas las sustancias que necesita el organismo pueden obtenerse de forma natural a través de una dieta diaria sana, variada y equilibrada, compuesta principalmente por alimentos frescos, crudos o ligeramente cocinados, y por cantidades adecuadas de bebidas que contengan diversos porcentajes y tipos de sales minerales.

  Alimentos para ir bien de vientre

Por ejemplo, para seguir una dieta rica en minerales se puede comer leche y productos lácteos, legumbres y pescado, que son ricos en calcio y fósforo, y todas las verduras verdes, nueces, avellanas, cacao amargo y chocolate negro, trigo blando y judías, que son ricos en magnesio.

El pescado de agua salada (como el atún, la caballa, el salmón, el bacalao, etc.), así como los mariscos y crustáceos y las algas son ricos en yodo y cloro, mientras que la carne es una buena fuente de azufre y fósforo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad