Consejos para alimentarse bien

Consejos para alimentarse bien

Comer sano para perder peso

‘En una dieta que se precie no deben faltar alimentos como los cereales integrales, las legumbres, las verduras y la fruta, que son especialmente ricos en fibra. Pero también las carnes blancas, los quesos bajos en grasa, los huevos, el pescado y otros productos del mar, eligiendo, por ejemplo, los pescados azules ricos en omega 3″.

Se trata de alimentos que son fuente de vitaminas, proteínas (animales y vegetales), ácidos grasos buenos, fibra, calcio, hidratos de carbono y azúcares, esenciales para el buen funcionamiento de los órganos y de todos los complejos mecanismos de nuestro cuerpo.

Por tanto, en general, una dieta saludable consiste en adquirir y practicar pequeños pero buenos hábitos. Entre ellas, ser consciente de lo que se compra y, en consecuencia, saber elegir los alimentos que nos ayudan a sentirnos bien a nivel psicofísico.

Nutrición saludable Ministerio de Sanidad

Del mismo modo, una dieta sana sirve para evitar las carencias nutricionales: si falta algún nutriente, quizá sigamos igual, pero con menos eficacia o, si la carencia se hace grave, con el peligro de desarrollar trastornos y enfermedades, lo que, si no me equivoco, no es nuestro objetivo.

  Procesamiento termico de alimentos

Los principios de la alimentación sana, los que puede adoptar cualquier persona que se preocupe por su salud, no son complejos y puedes intentar ponerlos en práctica de inmediato en tu día a día, quizás centrándote en un aspecto al que no habías dado suficiente importancia hasta ahora.

Ni que decir tiene que las famosas directrices pueden aplicarse o adaptarse específicamente al individuo, a veces incluso “obviarse” en condiciones particulares, pero son sólo directrices que deben utilizarse como “marco” para los hábitos alimentarios personales.

Así tendremos todos los elementos necesarios cada vez que nos sentemos a comer para obtener los nutrientes necesarios, con muchas verduras, una fuente saludable de proteínas y una fuente de hidratos de carbono preferentemente integrales.

Ejemplo de nutrición equilibrada

Prefiera los alimentos vegetales a los animales: para las grasas, elija el aceite de oliva virgen extra; para las proteínas, favorezca las legumbres (alubias, lentejas, habas, garbanzos, guisantes) y los frutos secos (nueces, avellanas y almendras en particular).

  Qualitas alimentaria manipulador de alimentos

Modera el consumo de frutos secos: un máximo de 30 gramos al día de nueces o almendras son muy útiles para la salud por su riqueza en minerales, ácidos grasos esenciales, vitaminas y proteínas, pero tienen muchas calorías.

Limite su consumo de alimentos refinados y favorezca los alimentos integrales, pero asegúrese siempre de que son de origen ecológico; de lo contrario, contendrán una dosis de pesticidas más elevada que los alimentos refinados.

Lo mismo ocurre durante el embarazo y la lactancia: la nutrición materna desempeña un papel decisivo tanto para la madre como para el bebé, cuya salud depende de la adecuada nutrición de la madre.

Antes de embarcarse en un nuevo régimen alimenticio, consulte a un médico especialista para asegurarse de que no hay contraindicaciones. Los siguientes consejos dietéticos son generalmente válidos, pero pueden estar contraindicados en presencia de condiciones patológicas específicas.

Alimentación sana semanal pdf

Para ayudarnos, el INRAN (Instituto Nacional de Investigación en Alimentación y Nutrición) ha elaborado una serie de normas, diez para ser exactos, que contienen información básica con el objetivo de fomentar la prevención de los factores de riesgo para la salud relacionados con la nutrición, y así promover una dieta sana y equilibrada, sin dejar de lado las sugerencias sobre estilos de vida correctos y el placer de la buena alimentación.

  Transporte de alimentos congelados

Semanalmente, deberíamos consumir: carne unas 3 veces a la semana, 1 de ellas roja; pescado en 2/3 raciones a la semana; legumbres al menos 2 veces a la semana; huevos como comida 1 vez a la semana; embutidos 1 vez a la semana.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad