Nutricion de los deportistas

Alimentar al perro

– Los hidratos de carbono, también conocidos como carbohidratos, aportan 4 kcal por gramo y son la principal fuente de energía del organismo. Por lo tanto, para el deportista son esenciales, ya que son la primera reserva a la que el cuerpo recurre inmediatamente para apoyar el esfuerzo muscular.

Los nutrientes pueden dividirse en macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) y micronutrientes, es decir, vitaminas y minerales. Todas estas moléculas nutritivas son esenciales para que todo ser humano realice las funciones básicas de la vida diaria.

En general, los alimentos como la pasta, el arroz y la espelta, como hidratos de carbono complejos, y todas las frutas, desde los plátanos hasta los arándanos, como fuente de hidratos de carbono simples, pueden incluirse en la categoría de hidratos de carbono.

– Los alimentos que contienen proteínas de alto valor biológico son, en cambio, de origen animal. Las proteínas se encuentran principalmente en la carne, el pescado, los huevos y el queso. Sin embargo, algunos alimentos de origen vegetal, como las legumbres o los propios cereales, también aportan proteínas.

Azúcar y deporte

Las proteínas son importantes componentes de los músculos, los huesos y el tejido conectivo. Por lo tanto, el crecimiento muscular y la nutrición están estrechamente relacionados: las proteínas son especialmente importantes para los deportistas, ya que pueden aumentar la masa muscular y la fuerza.

  Proveedores de nutricion deportiva

Por cierto, los suplementos de proteínas, como los batidos de proteínas, no son imprescindibles para los deportistas. Los expertos sólo los recomiendan para las personas que sufren intolerancias alimentarias o que están expuestas a un estrés deportivo especialmente intenso [6].

Los hidratos de carbono también se conocen como el “combustible muscular” de los deportistas. Esto se debe a que durante la carga deportiva el cuerpo obtiene su energía preferentemente de los carbohidratos. Los carbohidratos contienen azúcar, que el cuerpo almacena en forma de glucógeno en los músculos y el hígado. Durante el ejercicio, el cuerpo extrae glucógeno de los músculos. Esto mantiene los niveles de azúcar en sangre constantes y le permite rendir al máximo.

Los carbohidratos “buenos” te mantienen lleno durante mucho tiempo. Contienen mucha fibra, que se digiere lentamente. Los niveles de azúcar en la sangre aumentan lentamente y de forma no demasiado brusca. Como resultado, su nivel de rendimiento se mantiene constante.

  Curso de nutricion y entrenamiento aplicado al fitness

Tabla semanal de la dieta del deportista pdf

Para los jóvenes, la SSN recomienda tres comidas principales y, si es necesario, dos pequeños tentempiés entre ellas. Un desayuno o una merienda equilibrados garantizan un buen comienzo del día. Sin embargo, los jóvenes tienden a comer dulces entre comidas. Si lo hacen con demasiada frecuencia, el ritmo de las comidas principales pierde su equilibrio y la dieta se vuelve demasiado rica en azúcar y unilateral.

Además de los hidratos de carbono “buenos”, también hay hidratos de carbono “malos”, como las bebidas azucaradas, los productos de harina blanca, las galletas, los pasteles y los dulces.    Estos carbohidratos simples elevan rápidamente la concentración de azúcar en la sangre y son bajos en nutrientes saludables.

Las proteínas contribuyen a la formación de los músculos.    Independientemente del tipo de deporte que se practique -de fuerza o de resistencia-, los jóvenes activos necesitan un aporte suficiente de proteínas. Las proteínas se dividen en dos categorías: animales y vegetales. Los adolescentes deben tomar una mezcla equilibrada de ambos.

Dieta para jóvenes deportistas

Para todos los aficionados, los secretos de la correcta alimentación en el entrenamiento y la competiciónQuinta y última cita con la columna ‘Las reglas de la buena salud en la mesa’. Hoy hablaremos de la dieta para deportistas

  App de entrenamiento y nutricion

En el entrenamiento, la nutrición desempeña un papel muy importante y debe adaptarse progresivamente a las necesidades nutricionales modificadas por el aumento del trabajo muscular. Por lo tanto, debe ser no sólo equilibrado, sino también cuantitativamente mayor en proporción a las necesidades específicas del sujeto.

Esta ley de tres horas, enunciada por P. Mathieu, debe ser respetada. De hecho, una comida excesivamente copiosa, consumida demasiado cerca de la prueba competitiva, provoca una hiperemia de los órganos abdominales, lo que, en consecuencia, causa una reducción del flujo sanguíneo muscular, así como del flujo sanguíneo cerebral.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad