Patatas a la huancaina receta

Patatas a la huancaina receta

Receta peruana con patatas

…Prepara la salsa: corta la cebolla en rodajas finas y saltéala durante 10 minutos en una sartén pequeña con un poco de aceite de oliva virgen extra. Vierte el queso, el ají (limpio de semillas y filamentos interiores) o la guindilla, las galletas, la yema de huevo, la leche evaporada, un chorrito de lima en pasta y mezcla como si fuera una mayonesa. A la hora de servir, se colocan unas cuantas hojas de ensalada cortadas en los platos, se colocan las patatas y los huevos duros pelados y partidos por la mitad.

Pasta alla huancaina

Se trata de una receta bastante sencilla que se elabora con una salsa amarilla especial a base de queso y amarillo, una guindilla amarilla picante, que se vierte sobre las patatas cocidas y se sirve con huevo duro y lechuga.

Otra hipótesis sobre el origen de las patatas también tiene que ver con el ferrocarril pero, en este caso, el plato no se servía a los trabajadores sino a los viajeros. Por ello, las papas se llamaron “papas que se comen camino a Huancayo”, que luego se acortó a “Papa a la Huancaina”.

  Receta bacalao con patatas cocidas

En la literatura, las noticias sobre la patata huancaína aparecen a finales del siglo XIX: según algunos textos, este plato se servía como aperitivo en las recepciones organizadas por Miguel Grau Seminario, héroe nacional de Perú.

El procedimiento consiste en preparar primero huevos cocidos y patatas cocidas. Los huevos se colocan en una cacerola con agua, se enciende el fuego y se dejan cocer durante siete minutos desde el punto de ebullición. Luego se sacan del agua, se les quita la cáscara y se cortan los huevos en cuatro gajos a lo largo.

Salsa huancaína

Calentar dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén grande. Dorar dos dientes de ajo machacados y la guindilla amarilla durante unos minutos. Para los que no les gusta el sabor picante de la receta, hervir el ají amarillo durante unos instantes. Vierta el ajo y la guindilla en una batidora y añada el requesón fresco (o feta), un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Licuar todo hasta obtener una crema espesa y homogénea, la Huancaina. Para corregir la salsa, dilúyala con una o dos cucharaditas de leche. En su lugar, desmenuce unas cuantas galletas en la batidora y ponga en marcha el robot de cocina durante unos instantes.

  Receta de bacalao con patatas y pimenton

Horneadas, rellenas, fritas o hervidas, las patatas son perfectas como guarnición o plato principal, para hacer un sabroso tentempié o un rico aperitivo. En el norte de Europa, suelen acompañar a los platos de carne…

Patatas peruanas

La cocina peruana es el resultado del encuentro de diferentes culturas y tradiciones, y por ello es conocida y apreciada como una de las más variadas del mundo. Escénica, sabrosa y colorida, la cocina peruana es el resultado del encuentro de recetas indias, chinas, negras y europeas y se caracteriza por la convivencia de alimentos y sabores de cuatro continentes diferentes. La inmensa variedad de alimentos, tanto autóctonos como importados, ha permitido la progresiva evolución de una cocina diversificada, en la que hoy conviven fuertes tradiciones regionales con una moderna y continua reinterpretación de los platos. Incluso en la cocina peruana, no hay una distinción clara de los platos como en las típicas europeas. Los platos constituyen comidas de un solo plato en las que, además de carne y/o pescado, podemos encontrar arroz, verduras, especias y condimentos.

  Receta de presa iberica al horno con patatas
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad