Vitamina c fuentes alimenticias

Vitamina c fuentes alimenticias

Alimentos con vitamina c

Las grosellas contienen una gran cantidad de vitamina C, que asciende a 200 mg por cada 100 g, lo que, junto con el ácido fólico, las convierte en una fruta importante para el buen funcionamiento del organismo, útil también para combatir la anemia.

El brócoli contiene unos 110 mg de vitamina C por cada 100 g de producto crudo, mientras que hervido contiene 86 mg; las coles de Bruselas contienen 81 mg cuando están crudas o 52 mg por cada 100 g cuando están cocidas; la coliflor cruda contiene 59 mg por cada 100 g. Estas verduras también son ricas en minerales (calcio, hierro, fósforo y potasio), así como en vitaminas del grupo B y, por último, contienen sulforafano, una sustancia que impide el crecimiento de las células cancerosas.

Fruta con vitamina c

Las frutas y las verduras son las mejores fuentes de vitamina C: una dieta variada y equilibrada que contenga amplias porciones diarias garantiza una cobertura adecuada de las necesidades diarias.

  Alimentos naturales con vitamina b12

No obstante, en caso de que sea necesario un suplemento, existen diversos preparados de vitamina C en el mercado (solos o en complejos multivitamínicos), como las sales de ascorbato de sodio, de calcio o de potasio: a menos que haya contraindicaciones particulares (por ejemplo, en una dieta baja en sodio), no hay diferencias particulares entre estas sales.

Nunca, salvo prescripción expresa del pediatra: de hecho, no existe ninguna evidencia científica que justifique su administración, salvo que existan estados carenciales demostrados. Repetimos una vez más que una dieta adecuada, rica en frutas y verduras, cubre adecuadamente las necesidades de todas las vitaminas (y otros nutrientes), incluso en los niños.

En última instancia, no hay conclusiones firmes sobre el tema, por lo que se recomienda consultar siempre a su oncólogo o médico tratante antes de tomar suplementos de cualquier tipo junto con la quimioterapia.

Vitamina c naranja

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, pertenece al grupo de las vitaminas hidrosolubles, es decir, las que hay que tomar a diario, ya que el organismo no las puede almacenar. Además, la vitamina C se disuelve en el agua y, si se calienta a altas temperaturas, se pierde por completo durante la cocción.

  La vitamina e aclara las manchas

La vitamina C también protege el bienestar del sistema cardiovascular: los alimentos ricos en vitamina C son reconocidos como cardiosaludables porque favorecen el mantenimiento de las paredes de los vasos sanguíneos, en parte mediante la sedimentación del colágeno. Esta función, junto con su acción de reducir el colesterol malo y los triglicéridos, ayuda a aumentar el colesterol bueno, mejorando la salud de las venas y las arterias.

Alimentos ricos en vitamina B

Las fuentes alimentarias de vitamina C son principalmente las frutas y verduras frescas, como la guayaba, y especialmente los cítricos, es decir, los limones, las naranjas y los pomelos. Otras fuentes alimentarias son las bayas, el melón, la sandía, los kiwis, los pimientos, los espárragos, los grelos, el brócoli, la col y la coliflor, las patatas, las espinacas y los tomates, entre otras verduras.

  Vitamina para los huesos y dientes

La dosis media recomendada es de 30 a 50 miligramos al día en una persona sana. En los niños de hasta 12 meses se recomiendan 40/50 miligramos al día, mientras que de 1 a 3 años son 15, llegando a la etapa de la adolescencia con 65 miligramos para las mujeres y 75 para los hombres.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad